Cambiar aceite caja de cambios

Cambiar-aceite-caja-cambios

El aceite de la caja de cambios desempeña un papel fundamental en el funcionamiento y mantenimiento del vehículo lubricando los rodamientos y engranajes de la caja de cambio y del diferencial o puente.

Con el paso del tiempo el aceite puede perder viscosidad y resistencia térmica y comenzar acumular residuos,  por lo que deja de funcionar como debería y potencia el desgaste por rozamiento en las piezas de la caja de cambio.

Otro motivo que puede acortar la vida de nuestra caja de cambios es una fuga de aceite.

¿Cuando cambiar el aceite de la caja de cambios?

Al contrario de lo que ocurre con otros elementos que componen el vehículo, los fabricantes no especifican un uso máximo para el aceite da la caja de cambio. Lo ideal es sustituirlo cuando tengamos que manipular el embrague, los cardanes o la propia caja de cambios.

Existen indicios de la perdida de calidad del aceite de la caja de cambios que el conductor puede apreciar fácilmente:

Si utilizamos una caja de cambios manual y notamos dificultades para cambiar de marcha significa que el aceite esta perdiendo viscosidad. Si en lugar de eso notamos que las marchas saltan solas puede deberse a una fuga de aceite.

Si por el contrario nuestro vehículo cuenta con una caja de cambios automática los indicadores de que tenemos problemas con el aceite de la caja de cambios serán otros. Si notamos que le cuesta pasar de punto muerto a primera al arrancar puede significar que el aceite tiene poca viscosidad en fría. Pero si notamos que al arrancar nos falta potencia, o apreciamos dificultades o incluso incapacidad al cambiar de marcha, el problema puede estar en una fuga de aceite en al caja de cambio.

Recuerda no esperar a que los daños sean mayores y recurrir a un profesional al mínimo indicio de que algo no funciona como debería. En Neumaracing somos especialistas en el cambio de aceite de cajas de cambio.

Contacta con nosotros y descubre lo que tu automóvil puede ofrecerte.