¿Cuando saber si mi coche necesita una alineación?

direccion

¿Cuando saber si mi coche necesita una alineación?

Muchas veces nos preguntamos sin saber cómo respondernos si nuestro coche necesita una alineación, generalmente damos un primer vistazo a los neumáticos, sin saber realmente cual puede ser la característica destacada para conocer esta cuestión.

Veamos algunos indicadores: 

Cuando miremos los neumáticos primero analicemos lo siguiente:

Si el desgaste es desigual estamos en problemas, pues a menudo se presenta más desgaste en el exterior de algunos neumáticos, no en todos a la vez. Este es el primer indicador de que nuestro coche probablemente está necesitando una urgente alineación.

Por otro lado, existen algunos otros indicadores que gritan que un coche necesita de una inminente alineación. Por ejemplo, cuando el coche parece inclinarse en su andar hacia un lado, a veces esto hace pensar que se está conduciendo hacia el lado, pero es simplemente un impresión pues si el coche se va hacia la derecha o izquierda es por alguno de los dos lados se encuentra desalineado.

También, cuando se presenta una fuerte vibración en el volante del coche es un síntoma de que se está necesitando de una alineación de los neumáticos. Así mismo, cuando se está conduciendo recta, pero el volante no está centrado quiere decir que los neumaticos no se encuentran con un buen balance.

Si ninguno de estos indicadores se llega a apreciar en el funcionamiento del coche, pero ya ha pasado un considerable tiempo desde la última alineación, es preciso consultar el manual del propietario para ver con qué frecuencia el fabricante recomienda contar realizar este mantenimiento.

Un coche desalineado es un resultado común de la conducción diaria y del frecuente uso del coche. Sin embargo, la alineación no sólo se refiere a las ruedas de su coche, sino más bien a la suspensión.

Como parte de la conducción normal, algunas partes de la suspensión de nuestro coche puede llegar a ser muy usadas, por lo cual, estas pueden llegar a estirarse. Incluso un pequeño accidente o golpear un bordillo puede afectar la suspensión, tocando algunos de los componentes altamente calibrados y des-balanceándolos, por lo que sus ruedas quedan montadas en ángulos incorrectos. Una alineación restaura estos ángulos con sus medidas correctas, asegurándose de que las ruedas están derechas.

Comentar entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *